Veneno

A veces pienso

que cumplo condena por el veneno que tomé

durante cinco meses.



[...]



Pero ahora creo, que después de un año

he pagado mi error con creces.




¡Fuera de mí, veneno!

























Ðũļċe Ŀōςϋra








12 confesiones:

Des_control dijo...

Los errores se pagan en cuanto se aprende de ellos... a partir de hay nadie merece más dolor...
Espero que se te arregle preciosa ;)

Besitos

Primer...:P

Juanjo dijo...

Déjate estar ya de errores y de venenos. Mira hacia adelante, y que tengas suerte.

Besos!!

Brian Edward Hyde dijo...

O aún más! Vete a la mierda, veneno! Que se envenenen otros. Si los errores forman parte de nuestra vida, qué les vamos a hacer?

David dijo...

Veneno... todos tienen antidoto, sólo hay que encontrarlo ;)

toilocodelcoco dijo...

La droga, a largo plazo, pasa factura, y tú sola no puedes pagarla, así que llama a tus amigos: juntos nos esconderemos entre risas del cobrador del frac ;)

Un besazo, Blancanieves.

Deco dijo...

Lo que no te mata te hace más fuerte... no sé si será cierto pero lo importante es que hayas aprendido de la experiencia porque, al fin y al cabo, lo que nos llevamos es eso que hayamos aprendido. Me alegro de que hayas decidido hacerte un corte y sacarlo pues dentro solo será una carga que nunca hace bien. Yo, en cambio, seguiré, aún sabiendo lo que es, mi veneno. Un abrazo Dulce.

Evanggelos dijo...

Uff me suena a mi ese veneno....Hace unos cuantos meses me lo saqué yo mismo a bocados y escupiéndolo al suelo (no se si será el mismo tipo de ser el que te lo inyectó a ti). El pingüino soltró lastre y siguió creciendo y caminando rumbo al horizonte. Con los meses me he descubierto mayor, más maduro, más sereno. Es divertido ver como las serpientes que te mordieron, con el tiempo vuelven arrastrándose justo a la altura de tus pies para que con un simple puntapié, puedas apartarlas (más sano que pisotearlas)y continuar tu camino. Es parte del proceso, hay que envenenarse para hacerse más fuerte. Si no sabes cómo sacártelo tu misma,pide ayuda a los que tengas cerca. Saludos desde el desierto.

Tamaruca dijo...

Aix... no sé que decir.

Un precio demasiado alto, no merecías algo así.

¿Cual fue tu error? ¿Confiar? Eso no es un error, eso es ser valiente. Tú no fuiste la que lo hizo mal ;-)

Un besote (hazle caso a Juanjo)

Tamaruca dijo...

¿Por qué capítulo vas de Keyes?

^^

beyo dijo...

Bueno... el veneno se saca chupando.


:p

OnDiNa dijo...

Yo también creo que has pagado un precio demasiado alto, pero procura sacar enseñanza de tu sufrimiento parra que no te vuelvan a envenenar. O busca un antídoto para ese veneno :-P, que seguro que existe.
Ojalá que en este 2007 lo encuentres.
Un besazo.

Balcius dijo...

Sustancia transformadora, fría y dulce, como un líquido fuego capaz de surcar las venas y las palabras.

Sobre todo las palabras, los reproches son esos dardos, transportan el veneno y lo van soltando todo el tiempo que resuenan.

Pero el peor no viene de él (ella en mi caso), sino de nosotros mismos, del recuerdo. La memoria está envenenada.

Pero es nuestra, podemos cambiarla.

Es importante tragar todos los venenos, que no circulen, doler el dolor, y al fin operar: cambiar los recuerdos, si total siempre van a ser falsos y subjetivos, hazlos de tal forma que te sirvan. Palimsesto.

Y reclamar el mayor derecho que tienes: vivir para ser feliz.